Seguidores

jueves, 15 de noviembre de 2012

Reciclando

Uff, no puedo creer todo el tiempo que ha pasado sin entrar a mi blog, es verdad que lo he tenido un tanto abandonado...bueno, la verdad que muy abandonado :-(    pero como dicen por ahí, el tiempo es un lujo hoy en día, y yo, cada vez tengo menos. Durante este tiempo han pasado muchas cosas...buenas :-) y malas :-/ pero son parte de la vida y sobre todo las malas experiencias, son las que fortalecen y hacen atesorar mas los buenos momentos. 
No sé si es que hice algún comentario anteriormente, pero si es que no lo hice, les cuento que por fin me he cambiado de casa...osea, de un departamento, a una casa :-D no saben lo mucho que lo anhelaba, fueron años...o para no exagerar tanto, meses que porfié y porfié por una casa, hasta que por fin me resultó!!!! Lo único malo es que habia un montón de cosas que hacer en ella... pintura, piso, filtraciones de agua, instalaciones eléctricas...en fin...pero mis hijos y yo estábamos tan ansiosos que en cuanto nos pasaron las llaves, partimos a comprar pintura brochas y rodillos; lámparas y apliques y ya ni recuerdo que otras cosas mas, pero nos pusimos manos a la obra y en cuestión de 15 días ya estábamos empacando y cargando el camión de la mudanza. Como todos ya saben y los que no, en algún momento de su vida lo van a experimentar, NADA!! termina intacto,siempre hay algo que se rompe, algún mueble que se raye, por mas que lo envuelvan, lo protejan...nooo siempre se pierde una manilla, se quiebra un espejo y ese televisor que con tanto esfuerzo compraste y que se salvo para el terremoto del 27 F 2010...ese, ufff...ese se salvó, pero solo porque lo trajiste en brazos y lo cuidaste mas que a...(complete la oración) Bueno, yo ya llevo cerca de dos meses en mi nueva casa (que no es nueva, pero para mi lo es) y aún sigo descubriendo detalles, rayitas, y pedazos menos en mis muebles, pero lo mas notorio fue lo de un mueble modular que había comprado hace menos de un año :-( ese sucumbió ante el cambio, y se podría decir que se dividió en dos, una parte que servía y la otra que quedo como basura, eso ante los ojos de cualquier persona ordinaria, pero ante los míos, es material para hacer algo...algo...pero qué? eso no lo tenía claro, pero por mas que me pedían que botara esos pedazos de madera, yo me negué y me resistí...hasta que por fin llegó a mi la tan ansiada inspiración... y como todos ya sabemos, los momentos de creatividad nos llegan en los momentos menos imaginados...pues bien, eso me paso a mi, estaba yo ordenando el desastre   hijos, que entre mas grandes mas desordenados son, cuando paso por el baño del segundo piso, que es donde esta la lavandería, y veo un montón de ropa que los "niñitos" (15 y 17 años) se habían cambiado y "dejado" para que la mami las echara a lavar... que vergüenza!! osea...no es usual que tenga invitados en mi casa, pero en una de esas...quien sabe... ya se imaginaran... entonces me dije a mi misma...misma...hace falta un cesto para la ropa sucia, los de plástico no dura nada (y si lo piensas, no son tan caros, pero al poco tiempo tendré que estar comprando otro) entonces, fui ala bodega (uiii, ahora tengo) y vi los restos de mi mueble...mmmm... un cajón...eso!! un cajón para la ropa sucia... tengo un serrucho, tengo tela de tapiz, la espuma de una almohada que no se usa  y para darle un toque...compre unos cuadraditos de acrílico que venden para hacer mosaicos, son super prácticos y fáciles de pegar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada